Captura de pantalla 2019-09-12 a las 12.14.53

Pevasa lleva varios años colaborando estrechamente con el proveedor de soluciones tecnológicas marinas Zunibal, empresa vasca radicada en Derio (Bizkaia) para mejorar el conocimiento científico relacionado con la acústica de las principales especies de túnidos tropicales.

El objetivo final de este proyecto de colaboración es recoger datos y tratarlos dentro de un proceso de aprendizaje sobre la distinta huella acústica de los peces, con el fin de mejorar la identificación previa de las especies concentradas bajo los dispositivos de concentración de peces o DCP’s.

Durante 2018 y 2019 Zunibal ha puesto a disposición de la flota de Pevasa varios modelos de balizas innovadoras que han sido empleadas en las labores habituales de pesca. Además, un especialista en acústica marina ha embarcado en varias ocasiones en el O. Atlántico y en el O. Índico para recoger los datos sobre el terreno y analizar directamente la influencia de distintos factores en la marcación de las sondas de las balizas.

Pevasa es consciente de que una pesca responsable debe minimizar en lo posible cualquier impacto no deseado en el medio ambiente, como por ejemplo reducir la captura de especies no objetivo. Mejorar la identificación y caracterización previa del cardumen bajo el DCP es uno de los mayores retos científicos en la actualidad y este proyecto de largo recorrido favorece la investigación aplicada en este campo.

Zunibal, empresa líder en tecnología aplicada en el mar, es consciente de la necesidad de adaptar sus productos a la industria y por ello trabaja en estrecha colaboración con los profesionales, lo que le permite situarse a la vanguardia en la detección de pesca con balizas.

Pevasa y Zunibal evalúan muy favorablemente los conocimientos adquiridos hasta la fecha que han permitido mejorar notablemente la identificación de la especie listado bajo los DCP’s. Y aunque aún son preliminares, estos resultados sientan las bases para los próximos desarrollos en las balizas fabricadas por Zunibal con el fin último de hacer de la pesquería vasca de túnidos tropicales una de las más sostenibles del mundo.