Con el objetivo de cumplir con la cobertura del 100% de la flota, PEVASA sigue apostando por la implementación de un sistema de monitorización electrónica de sus buques, además de la presencia de observadores científicos. Los buques PLAYA DE ANZORAS y PLAYA DE ARITZATXU que actualmente operan en el Océano Índico cuentan desde el pasado mes de abril con un observador electrónico.

El sistema recoge imágenes de la actividad pesquera con el objeto de verificar prácticas sostenibles de pesca además de realizar estimaciones de captura y by-catch. Estos dos buques se suman al PLAYA DE BAKIO, que opera en el Océano Atlántico, que cuenta con un observador electrónico desde noviembre del 2012.