Como es sabido, la flota de cerco emplea plataformas flotantes para la pesca, denominados Dispositivos de Concentración de Peces o DCP (Fish Aggregating Device o FAD en inglés). El Decálogo de Pesca Sostenible del grupo Pevasa así como la política de uso de objetos no enmallantes ya dieron su resultado por el cual el 100% de los DCP desplegados y empleados por PEVASA son no enmallantes. Pero aún nos queda el reto de disminuir en todo lo posible el impacto de nuestra actividad de pesca en el medio marino. Por ello, la investigación para el empleo de materiales que generen menos residuos y que sean biodegradables es el siguiente gran paso a dar.

Pevasa participa activamente en las distintas iniciativas que se están desarrollando en este ámbito, enmarcándose esta responsabilidad dentro de nuestro compromiso con la pesca sostenible y responsable.

Para ello, miembros del equipo de Pevasa han participado los días 4 y 5 de abril de 2019 en el Segundo Taller del Proyecto Biofad, que trata de objetos biodegradables dentro del programa financiado por la UE. La reunión ha sido coordinada por diferentes científicos de entidades de investigación pesquera, tales como AZTI, IRD, IEO y miembros de la ISSF.

Buques atuneros de la flota de Pevasa han desplegado en el Océano Índico diferentes tipos de FAD biodegradable junto con uno convencional y han testado su agregación y durabilidad en el agua. El proyecto de prueba se inició en 2018 y actualmente se encuentra en proceso de recogida y estudio de datos para validar las distintas alternativas. Asimismo, el taller ha servido para intercambiar impresiones sobre otros tipos de modelos de objetos empleados en la pesca de cerco, así como posibles materiales diferentes a utilizar.

Somos optimistas en que el gran trabajo que venimos realizando dará frutos positivos, si bien reconocemos la envergadura del reto.

 

 

pevasa-BIODEGRADABLE